Otras creencias del amor, que no funcionan.

En el artículo anterior, revisamos la creencia: “polos opuestos se atraen”, se mencionó que esta creencia del amor la venimos arrastrando de generación en generación,  y lejos de llevarnos a establecer una buena relación, un feliz matrimonio, nos lleva a la frustración y en muchos casos al divorcio.

Por desgracia la creencia de “polos opuestos se atraen” no es la única, afortunadamente en la mente de las personas jóvenes ya no aplican estos mitos, con tanta fuerza, lamentablemente todavía unas de estas frases se utilizan en libros actuales de esos llamados “superación personal” que muchos no generan ningún cambio positivo, siguen explotando creencias del pasado que ya NO funcionan, o nunca funcionaron, al contrario hasta provocan una culpa en uno de los integrantes de la pareja.

Incluso oradores y comunicólogos “profesionales” caen todavía en este tipo de creencias y las siguen  aplicando en sus discursos, son creencias que científicamente no proporcionan una relación positiva, pero parece que ellos no les importan y muchas veces, lamentablemente a la gente le encanta escucharlas.

Revisemos algunas,  te invito a reflexionar las siguientes creencias sobre el amor y a preguntarte: ¿Cuántas de ellas en algún momento has creído, mencionado o llevado a cabo?.

“El amor todo lo puede”.  Una relación funciona por muchos otros factores además del amor.  Si no hay comunicación o respeto, por ejemplo, una relación puede terminar. No solo es amor lo que se necesita en una relación.

“Si me cela es porque realmente le intereso”. Los celos son perturbadores y autodestructivos, son una demostración de inseguridad, posesión y dominio porque se piensa que la o el otro le pertenece, los celos no es amor. Se puede vivir en un estado de infelicidad, miedos y sospechas de engaño muchas veces ni siquiera fundamentados o evidentes.

“Solo contigo soy feliz”. Aunque te guste estar con tu pareja, no puedes ni debes fundamentar tu felicidad en otro, es muy diferente que seas feliz y compartas esa felicidad con tu pareja.

“Quien bien te quiere, te hará sufrir”. ¡No se trata de sufrir por amor! Se trata de cuidarte, quererte y respetarte. Nadie tiene el derecho de hacerte sentir mal porque quien te ama, no te lastima.

“Dar todo y no esperar nada a cambio”. Esta creencia excesivamente romántica genera una gran desigualdad cuando una de las dos personas demanda más atenciones y servicios. En una relación debe haber reciprocidad en lo que hagan, necesiten y deseen obtener.

“No necesito decirle nada, ella/él ya me conoce y lo sabrá”. La base de una relación sana está en la comunicación y no en las adivinanzas ni presuposiciones. No des por hecho que tu pareja te ama, o que te gusta, díselo!, muchos matrimonios caen en esto.

“Ella/él cambiará porque me ama”. Ésta es una creencia equívoca porque no tienes el derecho ni la capacidad de cambiar a una persona a pesar de sus ruegos, promesas y rezos. Esa persona cambiará únicamente si así lo desea, así que mejor rodéate de personas positivas y aléjate de quienes te quitan vida y energía.

“El amor es la base de una “buena” relación”. Las bases de una relación sana son el respeto a sus límites y espacios, la comunicación, confianza, empatía, comprensión, libertad, acuerdos y trato no violento.

Frase

Si has identificado que alguna o algunas de las creencias sobre el amor las llevas a cabo en tu relación, cuidado, tu relación puede estar en peligro.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *