El dolor de decir adiós

decir adiósDuele, lo sabemos

No puedes respirar, lo sabemos.

El mundo se acaba, te entendemos.

Sin esa persona, qué vas a hacer? Me pregunté lo mismo…

Pero, aquí estoy…

El truco es que no te importe que duela…

Todos tenemos un amor que nos causó mucho dolor. Alguien que nos lastimó y nos hirió tan gravemente que aún duele habiendo pasado muchos años y que aún sentimos que correríamos en su auxilio si nos lo pidiese.

Una día simplemente nos damos cuenta de que nada va a cambiar, que esa persona nos va a seguir hiriendo y que el amor que ese ser siente por nosotros no es igual y no es suficiente. Sabemos que ese ser no sabe amar y que entre más tiempo permanecemos a su lado, más nos dejamos humillar, más nos pisotean y menos nos queremos a nosotros mismos. Un día nos damos cuenta de que el cuento de hadas se ha transformado en una pesadilla sin final, a menos que nosotros mismo pongamos le pongamos fin.

Pero no podemos…

Una enorme cadena nos ata de pies y manos. Nuestra lengua no se mueve, nuestra garganta no produce sonido y nuestra fuerza de voluntad no existe.

Un sin fin de recuerdos, ideales, metas, añoranzas se niegan a desaparecer. Queremos que el cuento de hadas se vuelva verdad. Hemos albergado tanto tiempo un sueño y duele demasiado ver que nunca se realizará junto a esa persona.

Nuestra mente se niega a creer que todo se ha roto, y busca desesperadamente el sentido a esa realidad absurda.

No podemos…

El truco es que no importe que duela.

La gente que muere es aquella que se deja morir.

Puede que mis palabras sean duras para muchas personas, pero creo que es la única manera en la que alguien puede entender.

Si eres de los que se dejan morir, que no les importa ser humillados, que no les importa ser el juguete de alguien, que no les importa el daño y el dolor que les causan con tal de que su ser amado esté bien… Mereces morir.

Hay mucha gente que necesita el aire que respiras, el espacio, el dinero, la comida, las oportunidades que tienes. Gente y niños que seguramente le darán un mejor uso a su existencia teniendo lo que tu tienes.

Gente que solo necesita una oportunidad y que no se van a dejar vencer tan facilmente.

Yo he pasado por la situacion descrita anteriormente. Yo me dejé humillar, dejé que jugaran conmigo hasta que un día decidí decir «BASTA». Un día comprendí que solo los fuertes sobreviven, que solo las personas que no se dan por vencidas, que luchan por si mismas, que se quieren y que no se dejan aplastar merecen vivir.

Y yo quiero vivir!!!

Tuve que tomar fuerzas y destruir mi vínculo con él. Tuve que hacer que me odie, que se aleje de mí para que yo pueda sanarme y vivir.

Me amo y no voy a dejar que alguien me destruya.

No existen los «actos sacrificados en nombre del amor»

Eso no es amor!!

Quien te destruye no te ama.

Quien no te respeta no te ama.

Quien no te da el lugar que mereces no te ama.

Solo quien sabe amarse a si mismo, puede amar a los demás.

El amor es benigno, hace bien, no busca el mal, no hace lo indebido.

Si te maltratan, vete!! Hay más personas en el mundo que valen la pena.

Te van a amar, te van a tratar como tu mereces, pero solo si tu luchas por vivir y decides abandonar eso que te hace mal. Abandona a ese ser que no te hace bien…

Vales mucho solo por tomar esa determinación y decisión.

Va a doler, lo sé, pero el truco es que no te importe que duela.

El truco es saber que ahora te duele, pero que pronto te recuperarás y volverás a ser feliz como mereces.

No eres el/la único, otros ya hemos pasado y recorrido el camino que empiezas. Ya conocimos el dolor, ya sobrevivimos.

Ámate, Valórate, es gratis!!

Ten determinación y aunque duela hoy. Mañana será menos, y pasado mañana ya no dolerá.

Se fuerte, sobrevive.

manipulador emocional

1 comment on “El dolor de decir adiós”

  1. Silvia Responder

    Que acertadas palabras me.pegan y me llegan tanto hace mil años q me quiero separar y no puedo soy tan cobarde no estoy bien y me duele derrumbar mi familia pero siento q me pesa una roca en la espalda yo e Sido tan humillada y ahora de alguna u otra manera aunq menos medida q antes lo sigo siendo pero así vez no me quiere dejar pero el si puede hacer lo q se le plazca ya no aguanto ya no le pido q se qde pero por lo menos q me deje no sé q hacer

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?