Mi mundo se derrumbó: Cómo reconstruir mi vida

como reconstruir mi vidaAnte las adversidades inesperadas somos confrontados con la desilusión y con las emociones negativas. Aprender a lidiar con las dos es la mejor manera de trabajar para reconstruir una vida abalada por caídas y pérdidas. Llega el momento que nos preguntamos: cómo reconstruir mi vida.

Por supuesto que el desafío es muy grande, así como dice la famosa apertura del romance Anna Karenina, de Tolstoi, “Todas las familias felices son iguales. Las familias infelices son infelices cada una a su manera”. De hecho, cuando estamos bien, contentos, remando en aguas tranquilas, no paramos para pensar en nada, pues aceptamos como naturales los momentos de felicidad y no cuestionamos sus razones. Cuando las personas están contentas ni piensan que están contentas…Ni queremos pensar, sólo queremos vivir.

Por otro lado, cuando las cosas no resultan buenas, paramos para pensar qué salió mal. ¿Por qué mi mundo se derrumbó? Y en este caso las variaciones son inmensas. Podríamos nuevamente citar a Tolstoi diciendo que los mundos que fueron alzados son parecidos, pero cuando se derrumban cada uno cae de una manera diferente.

Por ello, en vez de hacer una lista enorme de adversidades posibles y de cómo enfrentarlas – algo que sería trabajoso e inútil, ya que finalmente siempre dejaríamos algunos problemas fuera – pensé en dos puntos que son comunes en todas las tragedias: la desilusión y las emociones negativas.

Tenemos la sensación de que nuestro mundo se derrumbó cuando las bases sobre las cuales estaban estructuradas nuestras vidas son abaladas. Una relación que llega a su final, un empleo que se va, la salud se hace débil, la muerte que aparece – algo que era fundamental para la organización práctica y psicológica de la vida, desaparece. No se trata solamente de perder algo que nos gustaba mucho. No. Los mundos se derriban cuando perdemos algo que creíamos depender. En este momento nos damos cuenta que vivíamos en una ilusión. La ilusión de la inmortalidad, de la estabilidad, de la salud y de otras cosas. Para vivir en paz, nos olvidamos que toda relación termina, toda salud un día se acaba, que todo es transitorio. Por supuesto que si solamente pensáramos en eso la vida sería insoportable, pero cuanto más negamos esta realidad, cuanto más idealizamos la vida, más grande es la desilusión ante los problemas.

Por ello, la primera línea de enfrentamiento de las adversidades es perder la inocencia. Saber que ni todo puede resultar perfecto, pero que todo siempre puede salir de una manera que no esperamos. La sensación de que estamos con todo controlado es una ilusión, aunque sea una ilusión necesaria para vivir nuestras vidas.

Sin embargo, mucha atención: eso no es un apelo para que estemos todo el tiempo pensando en qué puede salir mal, enfocados en el lado negativo y alimentando el pesimismo. Está bien continuar esperando lo mejor de la vida, pero es bueno saber que las cosas pueden no funcionar, a veces de una manera muy rápida. Con las expectativas ajustadas, la desilusión con las personas, con las instituciones, con la vida, pueden ser más ligeras.

La segunda cosa que podemos hacer es poner atención a nuestras emociones cuando lidiamos con problemas inesperados. Existe una teoría muy interesante que dice que las cosas no tienen el poder de hacernos tristes, alegres, ansiosos o rabiosos. Son nuestros propios pensamientos, al evaluar las situaciones, que alimentan los efectos, sean positivos o negativos. Y existen mejores y peores maneras de manejar nuestras reacciones emocionales, pero eso queda para otro artículo.

¿Este artículo le resultó interesante? Por favor, deje su comentario y comparte en sus redes sociales.

reconciliación

1 comment on “Mi mundo se derrumbó: Cómo reconstruir mi vida”

  1. Lidia Responder

    Si, sabemos que todo puede pasar en esta vida y nunca estamos preparados pero como afrontar las adversidades y salir bien librados, aún cuando estemos bien documentados al respecto, no hay como vivirlo en carne propia y aún no saber que hacer…

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?