Apego: Suelta, deja ir lo que no te hace bien

desapegoEl proceso de desprenderse de algo es por cierto difícil. Para los seres humanos se nos dificulta, simplemente porque somos seres posesivos y además apegados a nuestro entorno: la rutina, la presencia de nuestras cosas y de nuestros seres amados, forman parte de nuestra seguridad. Por eso cuando experimentamos una pérdida esa seguridad se resquebraja, en mayor grado cuanto más grande es la pérdida.

Amar en exceso, incluso a una persona, no siempre es algo saludable: no es amor, sino dependencia. El apego extremo hace más dolorosa la pérdida, porque ésta es más devastadora cuanto más valor le damos a lo que perdemos.

Y sin embargo lo hacemos. En ocasiones nos olvidamos de nosotros mismos para entregarnos por completo a una pareja. Cuando ésta muere, o nos abandona, nos sentimos perdidos y vacíos. Como si toda nuestra vida tuviese valor sólo en función de la presencia de esa persona. En estos casos, sufrimos la pérdida más destructiva de todas: nos perdemos también a nosotros mismos.

El amor saludable es aquel que deja ir, que respeta la libertad del ser amado.

El recuerdo es una forma de preservar las cosas que amas, las cosas que te hacen ser lo que eres, las cosas que nunca quieres perder. Atesorar los recuerdos felices que tuvimos con aquello que perdimos puede ser una manera de conservarlos como parte de nuestra vida, aunque para algunas personas el ya no tenerlo es precisamente lo que hace más daño.

Ése es el problema con el acto del desprendimiento, con ese “dejar ir”: la falta física de lo perdido. Durante nuestra vida aprendemos muchas cosas, pero nadie nos enseña a lidiar con la pérdida. Le ponemos demasiado valor a lo que tenemos o desarrollamos con las personas por una tremenda relación de dependencia.

No está mal llorar una pérdida, es natural extrañar la presencia de alguien amado. Pero no tenemos derecho a que esa pérdida nos empañe el resto de nuestra vida. Doloroso como parece, debemos aprender a dejar ir.

¿Te gustó este artículo? Por favor, deja tu comentario y comparte en tus redes sociales.

reconciliación

2 comments on “Apego: Suelta, deja ir lo que no te hace bien”

  1. Rosa angela aguayo Responder

    Muchas gracias por este tipo de informacion..buenisima para reflexionar y asi seguir con una vida por delante a pesar de adversidades.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?