Turquía y Grecia.  

Hace tres años  celebre mi cumpleaños viajando, esa vez fue en la India, y precisamente en ese viaje conocí a Selene, Felipe y Daniel, maestros de Guadalajara, a ellos también les encanta viajar, iniciamos una buena amistad y seguido nos comunicamos por medio de las redes sociales,  me comentaron hace poco su plan de ir a Turquía y a Grecia, y rápidamente les pregunte que si me podía unir a ellos y me aceptaron.

Se unió otra amiga de ellos Paulina, hicimos buen equipo, nos coordinábamos en todo, cabe mencionar que no es fácil encontrar buenos compañeros de viaje, pues te relacionas las 24 horas del día y debe uno de encontrar compañeros compatibles, puntuales y disciplinados  porque si no, se pude convertir en una mala experiencia el viaje.

¿Qué paso en este viaje?, hubo muchos eventos interesantes: primero, regresar por segunda ocasión a Estambul, una ciudad dentro de mis favoritas, que ofrece tantas visitas obligadas, como la mezquita azul, el gran Bazar, Santa Sofía, el mercado de especies que es tan interesante, el paseo en barco por el estrecho del Bósforo, entre otras actividades.

Después nos dirigimos a la región de Capadocia, que se caracteriza por tener una formación geológica única en el mundo y por su patrimonio histórico y cultural. Son cerros en forma de conos, erosionados por millones de años, como para permitir que el ser humano construya sus moradas escarbando en la roca en vez de construir viviendas. De esta forma, los paisajes están llenos de cavernas, naturales y artificiales, muchas de las cuales continúan habitadas.

Es famosa Capadocia por sus paseos en globo y por supuesto me subí, y créanme es una de las mejores experiencias que he vivido, íbamos en la canastilla sobrevolando a miles de metros y todos en silencio disfrutando el paseo ,no se sentía miedo, la belleza del paisaje no lo permitía, todos admirando el paisaje al amanecer. Se tiene entonces la sensación de flotar, de volar sintiendo el aire en la cara, de experimentar lo que nunca está al alcance. Se llega a una altura de 1800 mts., increíble.

Celebre mi cumpleaños por primera vez en un crucero, que inicio en el puerto turco de Kusadasi con  destino final en Atenas, Grecia, visitando las islas de Patmos, Efeso, Creta y Santorini, todas las islas muy interesantes, brindan atractivos que el turista disfrutamos,  iglesias ortodoxas, monasterios, muros de deseos, museos, etc. me sorprendió que la tripulación sabía la fecha de mi cumpleaños, me imagino que escanean los pasaportes y tendrán una función que capture ciertos datos como son la fecha de nacimiento, ese día en la tarde al llegar a descansar a mi cabina  un rato, me encontré con globos y felicitaciones por escrito de la empresa naviera, en la cena llegaron el capitán de meseros y unos músicos a la mesa a cantar el tradicional “Happy Birthday”, y obsequiarme un riquísimo pastel, fue muy agradable sorpresa.

Llegamos a Atenas, la joya de Grecia, me encanto la ciudad, visitar la Acrópolis ,  situada sobre una cima, que se alza a 156 metros sobre el nivel de mar, donde se encuentra el Partenón o el templo de Atenea, realmente imponente lugar por su historia y su grandeza. Tuve la oportunidad de hacer amistad con una gran mujer, la antropóloga Ana Belinda Ames, y con ella visite el museo nacional de arqueológico nacional de Atenas,  esa visita al museo la disfrutamos grandemente, Ana además es una experta en la cocina así que tuve mi tour gastronómico, me asesoraba en platillos y postres que degustar.

Como Ana Belinda es admiradora del emperador Adriano,  fuimos a Conocer el famoso Arco de Adriano, a veces denominado Puerta de Adriano, es un arco monumental similar, en algunos aspectos, a un arco de triunfo romano. Se sitúa en el centro de la antigua Atenas,  el arco tiene dos inscripciones, por un lado dice: “esta es la casa de Teseo” y por el otro lado: “Esta es la casa de Adriano, no de Teseo”, algo que puede ser cómico, se desconoce la autoría, pero siempre ellos se disputaron quien fundo Atenas.

En todos los viajes se aprende algo nuevo, y se conoce gente muy interesante, para mi hasta este día no ha habido un destino donde me haya arrepentido de haber visitado, todos los lugares tienen su encanto personal. Los invito a viajar, es la mejor inversión, créanme.

FRASE:

A grandes rasgos ese fue el viaje, lleno de sabores, de antigüedades, de cultura, de sorpresas  y de muchas experiencias nuevas que siempre nos dejan los viajes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *