Enamorarse con inteligencia.

Para comenzar este artículo, revisemos esta cita de Woody Allen : “El amor es la emoción más compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance, pero mucho sufrimiento.”

Estoy de acuerdo con lo anterior, las relaciones amorosas es de lo más complejo del ser humano, creemos que solo es “entregarnos”, amar es lo único importante, “con amor basta”, no pensamos, no razonamos, solo nos dejamos fluir por el deseo de tener al otro. Y así lo demuestra el hecho de que más de la mitad de las consultas psicológicas vienen provocadas por problemas en la relación y casi la mitad de las relaciones de pareja tienen estilos afectivos nocivos para uno de los dos.

Cuando vamos a comprar un automóvil, investigamos de cuantos cilindros es, cuanta gasolina gasta, cuanto será de tenencia, de qué color y material  son los interiores, cual es el costo del seguro, que colores existen en ese modelo, con qué equipo de seguridad cuenta, hacemos una serie de preguntas y hasta que estamos totalmente seguros que es el carro que realmente necesitamos y nos conviene, entonces firmamos el contrato.

Tanto  Comprar un automóvil nuevo como elegir una pareja es, un paso importante que requiere también una inversión importante,  ¿y porque en el amor no somos así de observadores con la persona que nos agrada?, no investigamos si tiene los mismos valores, ¿compartimos gustos, metas e intereses?, solo nos fijamos en el físico o en su bella sonrisa, “es que es buena gente”……. Y después renegamos que tenemos que mantener al “buena gente” porque salió un irresponsable.

Cuando una persona nos agrada y antes de que entremos en la locura del enamoramiento, debemos invertirle unas dos semanas para observar objetivamente, preguntarle directamente los temas importantes: quieres tener familia, como piensas que es una pareja funcional, cómo se debe de organizar económicamente una familia, si estás dispuesto a dejar el comportamiento de soltero por el de casado, investigar si realmente es una persona de compromiso y razonar si de verdad es lo que necesitamos, si cubre realmente con lo que yo espero como pareja.

Si seleccionamos de manera consciente, veríamos todo lo que hay y así nos podríamos hacer una idea objetiva de lo que va a ser la relación con esa persona. Si aun así queremos seguir adelante, por lo menos lo haremos teniendo claro lo que hay. Pero no engañarse “con el tiempo va a cambiar”, “ya que conozca al bebe se hará responsable”, “el amor todo lo puede”, “la carga hace andar al burro”, “en el fondo si me quiere”, “lo bueno es que somos tan diferentes, que eso hará que nuestra relación resulte”, etc.

Y si estas en el caso de que te casaste o  llevas un noviazgo con una persona difícil y tóxica, y que no cumple con tus expectativas, debes aprender a soltar, O sacrificaras el resto de tu vida, simplemente porque no  quieres empezar de nuevo a conocer gentes y posiblemente renunciaras a tu persona, para vivir bajo las leyes del otro, o recoges la pizca de dignidad que aún te quede……… y caminas hacia adelante sin mirar atrás.

 

FRASE:

En una relación el poder lo tiene quien necesita menos al otro (Walter Riso)

 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola ¿Cómo puedo ayudarte?